BASS DRUM OF DEATH REGRESA CON «SAY YOUR PRAYERS»

“Say Your Prayers” es una colaboración con Mike Kerr de Royal Blood. Un sencillo midtempo donde Barrett gruñe: “The wolf is in your bed/But the Devil’s knocking at your door”. Es pura actitud, con montañas de riffs cubiertos de lodo, armonías enredadas cortesía de su hermano Jim Barrett y un ritmo fuerte digno de una escena de persecución de película.
 
“Esa canción trata sobre ver a alguien en una fiesta y saber que son malas noticias”, dice Barrett, “una especie de situación similar a la de Medusa. Se trata de la tentación y sucumbir a ella, y las consecuencias de eso. Supongo que en cierto modo es una canción de ruptura”.

El punto de una odisea es volver a casa cambiado, siendo la misma persona, pero profundizada de alguna manera, más sabia y mejor, luciendo con orgullo las cicatrices del viaje. El nuevo álbum de Bass Drum of Death, Say I Won’t, es el resultado de un viaje que llevó al cantante y director de orquesta John Barrett de un pequeño pueblo de Mississippi por todo el mundo y de vuelta a casa. La música sigue desgarrando, con guitarras y tambores reventados y melodías más pegajosas que nunca, gritadas con el aullido característico de Barrett. Pero la música suena diferente ahora, más en paz consigo misma, impulsada por un nuevo carisma. Say I Won’t es el disco de una banda veterana que encuentra su ritmo y se apoya en él, eliminando el exceso y encontrando el núcleo crudo de su sonido.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.