CARLA RIVAROLA ESTRENA «TETELPAN» Y NOS LLEVA AL BACKROOM DE SU INFANCIA

Las canciones son vehículos invisibles que nos llevan a lugares, en este caso el pueblo de mi infancia en la Álvaro Obregón y los recuerdos de mi familia.

Tetelpan, igual que la Gravedad, refleja el mensaje que lleva en el corazón el disco que viene en camino; reconocer y honrar nuestras emociones y procesos sin juzgar pretender tener la solución a las cosas.

Pienso de Tetelpan como un backroom o un espacio liminal del internet; un lugar inquietante e infinito que al final solo existe como en un sueño. La liminalidad tiene que ver con los sentimientos no enteramente comprendidos; la nostalgia, caminos recorridos que no sabemos a donde llevan, los puntos mágicos de inflexión en la vida que solo somos capaces de ver al mirar hacia atrás. 

ESCUCHA TETELPAN

Hay un valor y una tranquilidad en observar el recuerdo aunque nuestros sentimientos al respecto no estén del todo acomodados. Un sintetizador fantasma, una guitarra eléctrica como navaja, y una voz más oscura que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.