MONOPOP DICE ADIÓS CON LA DOLORSA «LÁRGATE»

MONOPOP es el proyecto solista de Lucas Acevedo, músico y compositor de Medellín, Colombia. Después de presentar varios lanzamientos en 2019 y 2020, MONOPOP presenta “Lárgate”, tercer sencillo de lo que será su primer disco de larga duración Popscuro. En este nuevo trabajo discográfico, el músico paisa explora nuevos géneros y estilos musicales, ampliando de esta manera su abanico de posibilidades sonoras. El corte, grabado y producido en Estudio Retro, de la mano de Leonardo Sierra (Ferales), logra transmitir a través del minimalismo instrumental, aunque no carente en detalles, una atmósfera cálida y de cercanía que ayuda a acentuar la letra romántica de esta canción. “La chica de las pestañas largas” es un bolero que conjuga el lenguaje romántico y la suavidad instrumental clásico de ese género, al que le suma sintetizadores y sonidos electrónicos propios de la música contemporánea.

«Lárgate» es el tercer lanzamiento de lo que será Popscuro, primer álbum de MONOPOP que saldrá en agosto. Es una canción minimalista, que, a manera de un cuento, consta de un comienzo, un nudo y un desenlace. Se construye a partir de un sintetizador sobre el que aparecen y se esbozan elementos y motivos instrumentales que le dan dinamismo a la canción a medida que pasan sus secciones. Los violines y melodías de la guitarra, influenciados por el sonido de bandas como Balthazar y The XX, crean un ambiente misterioso y nostálgico, además preparan lo que es el final de la canción, un clímax en donde confluyen todos los elementos energéticamente incitando al baile propio del género indie dance. «Creo que, de las canciones que he escrito, es la más particular», explica el artista. «Es una canción de dolor, pero de dolor maluco: desgarrador. Creo que es la primera vez que exploraba esos sentimientos en la canción. Musicalmente, es también la más experimental dentro de lo que hago. Tiene mucha electrónica, hay muchos elementos diferentes a lo que suelo hacer en mi música. Entonces es una canción bien especial, fácilmente mi canción favorita del disco».

Las relaciones interpersonales son parte esencial de nuestras dinámicas identitarias y las rupturas forjan también nuestro carácter. Sin embargo, estas despedidas suelen estar signadas por el dolor de la partida, una parte de nosotros que se desprende para no volver. Al volver a contemplar el apéndice apuntado ya no nos reconocemos en la segunda persona del singular que fuimos cuando compartimos nuestro tiempo junto a ese alguien especial. En «Lárgate» MONOPOP reconoce todos sentimientos y los depura a través de filtros elegantes de programaciones hipnóticas y espectrales que coquetean con arpegios helados en la guitarra. Sin embargo, hay algo en el color de la voz que termina por convertir a este corte en una balada cálida de despedida, aunque lo que retrate sea doloroso y visceral.  MONOPOP no busca el grito fácil o el estruendo en la mezcla para contagiarnos de su agónico adiós. En cambio, crea una melodía infecciosa que se nos mete bajo la piel y se queda con nosotros para siempre. «Lárgate» es un momento cumbre de su primer disco y uno de sus esfuerzos musicales mejor logrados, aunque todavía hay muchas sorpresas por develar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.