SEXY ZEBRAS COMPARTE «UNA CANCIÓN PARA RESUCITAR»

Si hay algo que nos ha salvado estos últimos dos años de encierro, incertidumbre y ansiedad ha sido la música. Y es algo que en todos los momentos de oscuridad, siempre sale al rescate. Y es precisamente lo que también salvó a los Sexy Zebras ya no solo como banda, sino como un núcleo cohesionado, como una hermandad más allá de las melodías.

«Una canción para resucitar» trata precisamente sobre eso. Una balada eléctrica, una canción melódica distorsionada y aguerrida que, como con «Marte», saca a relucir la facción más contenida y dulce de una banda que ha conseguido reinventarse y articular un discurso fuera de los clichés preestablecidos con los que se ha intentado catalogar al trío madrileño.

«Esta canción nos salió muy natural, sin pretensión ninguna: la sentimos como un abrazo. Como un paseo en bicicleta mientras amanece. Nos sirvió para incidir en esa sensación liberadora que nos acompaña en todo el proceso del disco de dejar que las cosas sean, de no forzar nada, de no pretender nada, de no predicar con nada. Fue la primera mezcla del álbum, y  escucharla nos llenó de calma»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.