“NO ME CONOCES”, EL NUEVO SENCILLO DE LOS ÁRBOLES MENTIROSOS

“No Me Conoces” es el tercer sencillo que se desprende de Días Grises, EP debut de Los Árboles Mentirosos, proyecto musical de Javier Aceves «Baxter» escritor y locutor de radio proveniente de la Ciudad de México.

“No Me Conoces” Inicialmente, la idea detrás de esta colección de canciones, era crear una serie de paisajes sonoros guiados por mi guitarra, que de alguna forma me ayudaran a plasmar algunos instantes inspirados en la rutina y los pequeños infiernos que ésta trae consigo de vez en cuando, especialmente durante el confinamiento. Esta rola es una instrumental que intenta evocar diálogos internos y pequeñas señales que nos conectan con el mundo exterior. Un autorretrato fabricado con sonidos.

Una reflexión sobre la rutina, el movimiento, el pulso, el día a día, el trabajo y las llamadas por zoom. De pronto, nos volvimos uber conscientes de nosotros mismos durante el encierro: con la vida entre cuatro paredes solos con nuestros seres, no nos quedó de otra más que conocernos y evadirnos o aceptarnos como tal cual éramos. Al mismo tiempo, la gente con la que trabajamos, estudiamos, colaboramos, solo toman forma detrás de una pantalla. Aparecen y desaparecen con un botón. La gente se volvió virtual. Las conversaciones supeditadas al ancho de banda de nuestra conexión a internet nos mostraron un mundo apocalíptico que adoptamos con una naturalidad aterradora. Olvidamos que detrás de esas llamadas y esos compañeros de trabajo, hay personas que probablemente están en ese doloroso proceso de hacer las paces consigo mismos. 

ESCUCHA NO ME CONOCES

La canción no tiene letra, pero tiene un diálogo entre instrumentos. Los sonidos sintéticos del Moog y el OP-1 se contraponen con las guitarras eléctricas en distópica armonía. Hay muchos elementos compitiendo por tu atención, como las voces que están todo el tiempo en mi cabeza. “No Me Conoces” es una pieza de declaración: una pista instrumental que amplía la estética de este proyecto. Guitarras distorsionadas y paisajes sonoros psicodélicos que evocan una atmósfera agridulce, donde la claustrofobia se encuentra con la elevación de la mente. Los Árboles Mentirosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.