TEATRO EN EL INCENDIO ESCENIFICARÁ EL PATÉTICO DIOS CON PRÓTESIS

La compañía Teatro en el Incendio, fundada en 2011 en Tijuana, Baja California, se ha convertido en un referente del teatro contemporáneo del noroeste por su interesante afán de usar e investigar el arte teatral para la sensibilización del público frente a temáticas de la más alta relevancia social.

Dicha agrupación, que encabeza el director, dramaturgo, actor, productor y gestor cultural Gilberto Corrales, estará de visita en la capital del país para escenificar El patético dios con prótesis, el jueves 17 de febrero a las 20:30 horas en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, recinto de la Dirección del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Se trata de una sátira performática que tiene la finalidad de sensibilizar respecto a la cosificación de la mujer permisiva de la violencia de género. Cuenta la historia de seis jóvenes mujeres que participan en una competencia de belleza para lograr la aceptación del público en general y convertirse en “objeto de deseo”.

En el proceso, se descalifican cada una de las concursantes a través de diferentes pruebas que las conducen a la objetivización. Ellas se empeñan en alcanzar el estereotipo de belleza que inevitablemente provocará la rivalidad, el auto-reconocimiento y la denigración con tal de obtener la validación.

El director y dramaturgo Gilberto Corrales afirma: “La obra pretende sensibilizar sobre la crueldad de los estereotipos de belleza, impuestos por los medios de comunicación en el siglo XXI; enfoca la atención sobre los patrones de apariencia y los parámetros de belleza que rigen actualmente a muchas sociedades”.

En el montaje participan las actrices y actores de la compañía Annya Katerina, Briseida López Inzunza, Estrella Gómez, Gonzalo García González, Lizbeth Rodríguez y Yara Lina. La concepción, dirección y dramaturgización (a partir de un laboratorio con las actrices y los actores) es de Gilberto Corrales, con la asistencia de Marcela Durán Mulia y Carlos Valdez Rosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.