JERO MEDINA “SOMOS” LA VOZ DE UNA HISTORIA

El actor mexicano Jero Medina nos cuenta sobre su participación en la serie “Somos”, que se estrena este 30 de junio en la plataforma Netflix. 

Ponte cómodo y conoce los detalles de esta impactante historia. 

¿Qué es lo más importante que te ha dejado dedicarte al mundo de la actuación? 

Algo que siempre estuvo en mi, y en especial desde que decidí tomar la actuación como mi carrera, fue el poder tener una voz para comunicar un mensaje hacia las masas, y con lo que hago me gusta ir generando conciencia de nuestro mundo o entorno. Eso por un lado social.

En lo personal, me permite encarnar historias que valen la pena, me permite estar en los pies de otra persona. Pero al final, y lo que realmente quiero hacer, quiero compartir con la gente ese tipo de cosas para generar un cambio hacia un mejor mundo, mejor como individuos y como sociedad.

Y en lo que se pueda ayudar y estar al servicio de la gente.

Justamente “Somos” es una serie para generar un cambio, en específico en la sociedad mexicana, ¿cómo se da la oportunidad de ser parte de esta gran producción? 

Fue por medio de un casting. Cuando leí los aspectos del personaje hubo muchas cosas que me llamaron la atención, pero eso pasa muchos otros personajes. 

El casting fue presencial con Bernardo Velazco, director de casting. Yo hice mi trabajo y unas tres semanas después se hizo un callback, pero yo estaba a punto de salir de viaje, así que no pude asistir, pero al poco tiempo me hablaron para confirmarme que el papel era mío.

Cuéntanos un poco de qué trata tu personaje de “Benjamín”.

Para dar un poco de contexto, “Somos” es una serie de ficción basada en el reportaje “Anatomía de una masacre” de Ginger Thompsom, que describe la matanza real que sucedió en Allende, Coahuila, por parte de Estados Unidos contra el narcotráfico. Es producida por el americano James Schamus, que tiene un gran curriculum, y las escritoras mexicanas Monika Revilla y Fernanda Melchor. 

“Somos” es la primera serie del narcotráfico que es abordada desde el punto de vista de las víctimas, es una obra con múltiples protagonistas, y la historia recrea la vida cotidiana del pueblo de Allende. Hasta que se ve afectada por la operación fallida por parte de la DEA.

Mi personaje es Benjamín, hijo de Isidro Linares, uno de los rancheros principales del pueblo, algo como uno de los gobernadores de ahí. Benjamín regresa a su tierra en Coahuila después de años de estar estudiando comunicación en Monterrey y de un divorcio. Él está muy desubicado por lo que termina metiéndose en negocios que no debe, termina endeudado con gente indeseable y termina co-relacionado con la masacre de su familia.  

¿Cuál fue el desafío a vencer en esta producción? 

El desafío fue mantenernos todos a tono extremo natural, trabajar con no actores requiere mucho de eso. Nosotros los guíabamos en la construcción de sus personajes. Era una colaboración paralela y recíproca en ese sentido. 

También el humanizar mucho a los personajes, sobre todo porque la serie está basada en un hecho real, y busca la humanización en cada uno de ellos. La producción cuidó mucho el acento norteño y la cultura de la región, como son manierismos o la corporalidad, fue hacer un trabajo completo.

¿Cuál es la importancia de comenzar a contar este tipo de historias, sobre todo que tienen un alcance tan grande como lo es Netflix? 

Debemos conocer nuestro mundo, lo que sucede en la sociedad, y esto es parte de todo eso. Esta historia quedó muy por debajo del conocimiento de las personas y ya no puede pasar eso. Siempre con la esperanza que este tipo de situaciones nunca más vuelvan a suceder y que como sociedad no volvamos a tolerar algo así.

Yo creo que es muy bueno presentar todo este lado de la moneda, y la verdad es muy padre poder ser parte de esto. 

¿Cuáles son tus planes para lo que resta de este 2021? 

Espero tener mucho más trabajo (risas). Pero tengo dos películas que están por estrenarse, no puedo dar fechas porque por esta situación se está negociando si salen este o el próximo año. 

Una es “Blackout”, una producción bi-nacional entre Estados Unidos y México con Omar Chaparro ;y la otra es la película de “Soy Tu Fan”.

También estoy desarrollando un proyecto de ambientalismo, donde vamos a usar Tulum como punto de partida para crear conciencia en cómo estamos destruyendo el planeta, cómo podemos cuidarlo y cómo podemos cambiar nuestras acciones del día a día que al final tienen una repercusión muy grande en el planeta Tierra. Y realmente espero poder grabar este documental antes de que acabe el año.


Espero que esta serie, duela y que genere un cambio. Que podamos vernos con otros ojos, más humanos, más unidos, como parte de una misma fuente.

Todos somos uno, no hay que separarnos ni dividirnos más.


Si quieres saber más sobre los próximos proyectos de Jero Medina en sus redes sociales:

INSTAGRAM

FOTOS CORTESÍA PINPOINT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *