SOMOS GENTE NO BASURA

Realmente ¿las personas nacen siendo malas? o ¿son las circunstancias en que nos desarrollamos las que nos guían por un mal camino? Estas son algunas de las preguntas de la puesta en escena Basura, la cual tuvo una función el pasado viernes 18 de enero durante el 2º Encuentro de teatro íntimo celebrado en el espacio cultural Juana Cata.

Por medio de un monólogo conoceremos la vida de un hombre religioso quien desde su niñez hasta los 33 años se ha visto rodeado por la violencia, la pobreza, el abandono y la muerte llevándolo a una decadencia moral y existencial que lo llevan a cometer actos como el robo o el asesinato.

“Vengan a esta obra con una mente abierta pues se maneja el tema religioso, sin el afán de faltar al respeto, mi intención es crear esa consciencia de que nadie es más que nadie tenga el dinero o puesto que tenga, es una idea que yo siempre he defendido. Y si llego a incomodar a alguien tal vez es porque el saco le queda, pues es una obra fuerte de lo que se está viviendo en el mundo y en el país.” comenta Leslie Sandoval escritora y directora de la puesta en escena.

Basura es una buena cubetada de realidad que viven día a día hombres y mujeres que por falta de oportunidades o de las palabras conciliadoras en el momento adecuado pudieron haber encaminado su vida por un rumbo diferente, nos enseña a quitarnos ese velo de egoísmo de los ojos y ser más empáticos con quienes nos rodean.

También nos invita a no dejarnos de guiar por las apariencias ya que es muy fácil juzgar a las personas por su apariencia y más ahora que vivimos en un mundo donde las redes sociales nos permiten maquillar la realidad en la que vivimos, lo cual se puede resumir con la siguiente frase de la obra “ella se veía feliz, una cosa es cómo se veía y otra es como ella en realidad vivía”

Cabe resaltar la funcionalidad de la obra también se debe a la actuación de Paolo Arámbula quien por medio de su interpretación y fluidez actoral que es imposible no sentir empatía por su circunstancias del personaje.

“Espero que saliendo de esta obra, aun siendo tan cruda y con tantos niveles emocionales que se pretenden manejar, invite a la reflexión pues considero que para eso es el teatro, más allá de divertirte y que pases un buen rato él teatro para reflexionar sobre lo que estamos haciendo” comenta Paolo Arámbula protagonista de la puesta en escena.


Si quieres disfrutar de esta obra que nos invita a la reflexión podrás hacerlo desde el 21 de febrero hasta 25 de abril en Juana Cata.

Y recuerda #SomosGenteNoBasura

Para más información visita

Facebook

Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: