RESEÑA: NO ES ROMÁNTICO

Por: Elizabeth Corona.

¿No es romántico? es la nueva película original de Netflix que se estrenó el pasado 28 de febrero, es una comedia romántica protagonizada por Natalie (Rebel Wilson) una arquitecta de Nueva York. Ella es cínica en todo lo que tiene que ver al amor, está en contra de las películas románticas, en palabras de ella “porque es una versión tóxica y nada realista de lo que se puede esperar de una relación de pareja”.

Mientas Natalie va de regreso a su casa, después de un tener un mal día, un ladrón intenta quitarle sus pertenecías en el metro; al defenderse acaba inconsciente y despierta descubriendo que su vida ahora es una pesadilla; todo está lleno de flores y la ciudad ahora huele a lavanda, como si de una comedia romántica se tratara. La música comienza a sonar en los momentos más extraños y su departamento ahora es más grande, tiene zapatos hermosos y ropa que jamás escogería ella misma; además de tener al amigo gay que cualquier protagonista de una película desearía.

Natalie intentar hablar con su mejor amigo de esta extraña realidad en la que ha despertado, pero él salva a una supermodelo de quien se queda flechado en el momento, dejando a Natalie sola a su suerte. Sumado a esto descubre que su amiga y asistente ahora es su acérrima enemiga que odia todo lo que tiene que ver con ella.

Sintiéndose sola intenta encontrar al ladrón para que la regrese a su realidad, obviamente no pasa como lo tiene planeado y termina siendo salvada por un inversionista guapo y millonario que la pretende en este extraño mundo que se vuelve su vida.

Después de todo lo ocurrido, llega a la conclusión de que para regresar a su imperfecta pero deseada vida normal debe seguir el formato de una película romántica, o sea enamorarse de algún guapo galán el cual le dirá las palabras “te amo” y tener su felices para siempre. Así Natalie comienza hacer todo lo que considera sucede en cualquier comedia romántica.

Pero al hacer esto, sus decisiones comienzan a afectar aspectos de su vida, como sus seres queridos; llevándola a un camino de autodescubrimiento, así como la valoración de sí misma y las relaciones que antes daba por permanentes se ven en desbalance con cada una de las decisiones erradas que va dando.

Una película que, si bien está llena de sarcasmo e ironía producidas por la misma protagonista, deja una enseñanza bastante clara que descubrirás al verla, además de un rato agradable y varias risas mientras vemos las desventuras de Natalie a lo largo de la cinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *